Estrategia de inversión de riesgos

Estrategia de inversión de riesgos

No existe inversión sin riesgo, por lo que las operaciones binarias, como cualquier otro producto, también tienen sus estrategia_inversion_riesgosriesgos.

De hecho se trata de un producto derivado de alto riesgo.

En el trading con opciones el objetivo es acertar la dirección que tomará el precio de un activo de aquí a un plazo concreto, es decir, que se apuesta por las subidas o bajadas de los precios de una serie de activos financieros, denominados activos subyacentes.

Negociando con opciones binarias

Sí pensamos que el precio cotizará al alza habrá que invertir nuestro dinero apostando por una opción de compra tipo CALL mientras que sí pensamos que ocurrirá al revés, es decir, que el precio tenderá a la baja habrá que hacerse con una opción de venta tipo PUT.

Aunque pueda parecer un concepto simple de inversión lo cierto es que no todo es tan fácil como “jugar al azar”. Se trata de inversiones por lo que deberemos de tomárnoslo enserio y negociar con un plan bien estructurado; con unos objetivos definidos y una estrategia eficaz.

El concepto de riesgo-rentabilidad

Cómo ya sabéis la rentabilidad es la capacidad que tenemos de generar rendimientos. En el comercio con opciones binarias no hay nada seguro, los rendimientos pueden ser grandes o modestos o incluso no llegar a producirse, lo que significará perder el capital que hemos invertido.

Y ahí es donde entra el riesgo, la incertidumbre de no saber lo que ocurrirá.

No hay inversión sin riesgo, eso ya lo hemos dicho, pero sí es verdad que algunos productos de inversión tienen más riesgos que otros. En concreto las operaciones binarias ofrecen un alto porcentaje de retorno y también está considerado como un producto de alto riesgo.

En las inversiones, la única razón que te puede llevar a invertir arriesgando más es la posibilidad de obtener una rentabilidad mayor, ya que es de lógica que a mayor riesgo mayor será la rentabilidad potencial.

Por otro lado, cabe destacar que el nivel de riesgo realmente lo elige el inversor, ya que dependiendo de lo que esté dispuesto a asumir por obtener dicha rentabilidad podrá arriesgar más o menos de su capital.

Las estrategias de inversión de riesgo se clasifican de la siguiente manera: conservadoras, agresivas y moderadas, haciendo referencia al nivel de riesgo asumido y la rentabilidad potencial que se busca.

Sin embargo, si bien decimos que cuanto más riesgo asumas mayor será la rentabilidad del capital no hay que olvidarse de las pérdidas que podemos sufrir.

Recuerda que aunque riesgo y rentabilidad vayan unidos en un mismo concepto no hay que dar por hecho que arriesgar más va a ser garantía de conseguir unos mayores rendimientos. Así que hay que tener cuidado con eso, porque no siempre se gana.

La disciplina y el control de las emociones

La disciplina del inversor es un aspecto muy importante. La paciencia es una virtud y saber esperar al momento más favorable para actuar nos ayudará a evitar sufrir pérdidas innecesarias.

Las prisas no son buenas, aunque si es cierto que conviene estar alerta en todo momento para no perder ni una sola oportunidad de cerrar un buen negocio.

Las emociones están prohibidas cuando se negocia con opciones, o con cualquier otro producto, ya que dejarse influir por las mismas pueden paralizarnos o llevarnos a actuar de una manera impulsiva.

La disciplina es un aspecto fundamental que te ayudará a saber qué hacer y cómo comportarte en cada momento, según las circunstancias del mercado.

La estrategia de cobertura

Además de controlar las emociones, actuar en el mercado cuando sea más conveniente y decidir el nivel de riesgo al que podemos exponernos por conseguir unos objetivos de rendimiento concretos, también es bueno conocer algunas de las estrategias que pueden ayudarte a reducir notablemente los riesgos de una inversión.

En este caso he querido destacar la estrategia de cobertura, que consiste básicamente en compensar las pérdidas que podamos sufrir en unas operaciones con las ganancias que obtengamos de otras posiciones. Para esto solo hay que hacer cualquiera de estas opciones:

  • Invertir por una opción CALL y sí casi al vencimiento el precio está cayendo en picado comprar una opción PUT por el mismo valor para compensar las pérdidas
  • Invertir a la vez comprando una opción CALL y PUT para el mismo activo, de este modo en caso de perder o ganar habremos mantenido el equilibrio de nuestra inversión

Además de esta estrategia hay muchas otras tácticas que pueden ayudarnos así como herramientas de análisis y proveedores de señales, muy útiles para obtener una ayuda extra y tener éxito en este tipo de comercio.

Sin duda te recomiendo que utilices todo lo que esté a tu alance para conseguir cumplir con tus objetivos de inversión y darle rentabilidad a tu dinero.

[button link=”https://www.operacionesbinarias.org/brokers/” color=”blue” target=”_blank” size=”medium” title=”probar estrategia”]Prueba esta estrategia en uno de nuestros brokers recomendados[/button]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.