Vulnerabilidades del Bitcoin y otras criptomonedas

Vulnerabilidades del Bitcoin y otras criptomonedas

noviembre 4, 2017 0 Por Oscar Martinez

El Bitcoin está en auge, y otras criptomonedas le siguen muy de cerca en cuanto a popularidad cómo es el caso de vulnerabilidades bitcoinEthereum, la segunda criptodivisa qué más interés despierta a día de hoy.

Sin embargo, el rápido crecimiento de estas criptomonedas nos hace considerar cuestiones sobre sus posibles vulnerabilidades en cuanto a la ciberseguridad y nos preocupa el qué puede ocurrir sí los usuarios apuestan por las divisas virtuales y transforman su dinero a digital.

Glosario del contenido del artículo:

[button link=”https://www.operacionesbinarias.org/links/iqoption-crypton.php” color=”reed” rel=”nofollow” target=”_blank” size=”default” title=”invierte en Bitcoin”]Invierte ahora en Bitcoin en un broker regulado y seguro[/button]

Por lo pronto, sabemos qué el dinero digital va a seguir ganando interés y relevancia, pues se trata de un futuro medio de intercambio que de hecho ya se está empezando a utilizar para realizar transacciones en línea.

Bitcoin sin ir más lejos es la criptomoneda qué más presencia tiene en los mercados y en la actualidad podemos utilizarla tanto para realizar pagos online cómo en algunos establecimientos físicos de ciudades españolas cómo Madrid y Barcelona.

Evidentemente, y aunque siempre se han presentado cómo transacciones más seguras, existe lo que se conoce cómo ciberdelincuencia y lo cierto es que con lo rápido que crecen estas divisas virtuales no podemos evitar preocuparnos por este tema, y las malas prácticas.

Sí quieres entender mejor cuales son los riesgos que implican las criptomonedas vamos a ver a continuación algunos elementos de las divisas digitales y por qué pueden ser vulnerables.

¿Qué son los tokens?

Un token (ficha) es el término que se utiliza para referirnos a una unidad de valor emitida por una entidad de carácter privado.

El Bitcoin y el token son similares porque se fundamentan en el sistema Blockchain y tiene un valor aceptado por la comunidad, aunque éste último es un concepto más amplio. Token es más que una divisa, pues ofrece más usos.

La mayoría de los Tokens están asentados sobre el protocolo de cadena de bloques de Ethereum, qué es más completo qué el Blockchain de Bitcoin.

El Token es básicamente una unidad de valor qué se crea para un modelo de negocio para dar un mayor poder a los usuarios qué interactúan con los productos y al mismo tiempo para facilitar la distribución y el reparto de los beneficios entre los accionistas.

Este concepto es bastante revolucionario pues el Token además de moneda puede llegar a tener otras utilidades.

En una red privada por ejemplo un Token puede servir para dar un derecho, pagar un trabajo, como incentivo, para acceder a servicios adicionales o una mejor experiencia para el usuario… En definitiva un Token servirá para aquello que esté diseñado, así que el qué lo desarrolla puede decidir lo qué llevará dentro un Token en particular.

Los Tokens son emitidos por autoridades locales o nacionales, y permiten el libre intercambio de bienes, aunque de forma más limitada. Además, los tokens no son de curso legal.

Los tokens, como la criptomoneda Bitcoin, quedan representados por una cadena de números y letras qué puede ser tanto una clave pública como privada.

Por ahora, no se han detectado amenazas qué tengan relación con los Tokens, y no tenemos informes qué lo demuestren.

No obstante, una de las vulnerabilidades que tenemos aquí con los Tokens es qué por ejemplo en este momento un ciberdelincuente podría mofidicarlos y usarlos para difundir malware, y lo peor, instalar bots maliciosos en los ordenadores qué trabajan en las Blockchain para lanzar ataques DDoS.

El sistema de Blockchain

Los sistemas de Blockchain almacenan los Tokens junto al registro de las transacciones.

Este sistema de cadena de bloques funciona como un software distribuido por lo que hay copias de su código y datos en muchos terminales qué están conectados entre sí en una red P2P.

En este sistema los equipos usan un protocolo consensuado para confirmar los registros de las transacciones verificadas y al mismo tiempo también realizan las operaciones nuevas.

En este caso, para que un ciberdelincuente pudiese hacer algo, cómo robar Tokens o incluso alterar el sistema Blockchain, tendría que comprometer bastantes ordenadores al mismo tiempo, y estamos hablando de cientos o incluso de miles de ordenadores.

La ventaja de las criptomonedas es la descentralizacion, y el cifrado qué tienen. Por eso muchos las consideran lo más seguro, porque son bastante resistentes a una posible manipulación.

Evidentemente, con las criptomonedas tampoco podemos dar garantías pues aunque en este momento sean seguras tienen sus vulnerabilidades, y puede ser cuestión de tiempo qué alguien pueda aprovechar estos puntos débiles para romper el equilibrio de este sistema.

¡Cuidado con el phishing!

Por otro lado, aunque las criptomonedas sean seguras es importante qué nosotros como usuarios tomemos las medidas de precaución qué hagan falta. Al menos lo más básico.

Los ciberdelicuentes a menudo lanzan ataques de phishing con la intención de quedarse con las claves de sus víctimas. Sí no estamos atentos estaremos colaborando para qué nos roben, así que si no quieres que esto te ocurra mantente siempre alerta.

Hay muchas empresas que ya están poniendo en marcha programas de formación para sus empleados en cuestiones de ciberseguridad. De este modo los usuarios que reciban correos electrónicos o archivos sospechosos podrán detectarlos a tiempo, y también aprenderán a no dar sus claves en falsas webs y que se las puedan robar.

El futuro de las criptomonedas depende de un uso responsable

Las criptomonedas son el futuro y ya llevan suficiente tiempo entre nosotros como para plantearnos una posible sustitución a las divisas actuales de curso legal.

De hecho, Bitcoin ya se está utilizando para realizar pagos digitales, así qué es lógico que puedan continuar usándose en un futuro y también en mayor medida.

Sabemos qué cada vez están más demandadas estas criptomonedas y lo cierto es que el interés no sólo viene de los usuarios que quieren hacer un buen uso de estas divisas digitales, sino que también debemos de preocuparnos por los ciberdelicuentes que podrían atacar a los Bitcoins, divisa más utilizada, y a otras criptomonedas consideradas altcoins.

En principio las criptomonedas presentan sistemas de protección bastante efectivos, como el Blockchain. De hecho, éstos son incluso más seguros qué en los bancos de toda la vida.

Aunque eso no significa que sea imposible romper su seguridad, y mientras eso ocurre o no, hay que hacer un uso responsable tanto de Bitcoin como de otras criptomonedas.

Si bien los sistemas de Blockchain son muy seguros siempre se pueden encontrar vulnerabilidades, y en caso de que los ciberdelincuentes no las encuentren pueden optar a ir a por las personas, qué en este caso serían el eslabón más débil en las cadenas de bloques.

En los ciberataques de las criptomonedas la  mayor parte de la culpa la tienen las personas, así que como decíamos, de nada sirve la seguridad de los Blockchain si no ponemos en práctica las medidas de protección más básicas, y utilizamos las criptomonedas con responsabilidad.