Icono del sitio Opciones Binarias

La agencia tributaria de Reino Unido dice que ‘las criptomonedas no son dinero’

La autoridad británica actualiza sus normas sobre criptoactivos y aclara cómo tributan

Her Majesty’s Revenue and Customs (HMRC) acaba de actualizar recientemente sus normas sobre los impuestos de criptoactivos tanto para particulares como para empresas.

La autoridad de impuestos, pagos y aduanas inglesa presentó el pasado 1 de noviembre las actualizaciones de sus normas para aclarar cómo se gravará a las personas y compañías qué estén involucradas con criptomonedas.

Glosario del contenido del artículo:

La agencia tributaria del gobierno de Reino Unido ofreció orientación fiscal acerca de los criptoactivos y expresó que  ‘las criptomonedas no son ni dinero ni monedas’.

Por otro lado, también detalló qué por lo general tampoco consideran los criptoactivos cómo ‘acciones’ o ‘valores negociables’. Por tanto, ¿cómo tributan los criptoactivos?

Las mejores criptomonedas para comprar o invertir en 2019

¿Cómo tributan los criptoactivos?

Se supone que la Her Majesty’s Revenue and Customs (HMRC) no considera ninguno de los criptoactivos qué hay en el mercado actual ni como dinero ni como moneda en sí.

Por tanto, cualquier legislación de impuesto sobre sociedades que esté relacionado con dinero o monedas no debería aplicarse a los tokens de intercambio ni otros criptoactivos.

Sin embargo, aunque esto es lo que señala el documento y aunque la HMRC no considera las criptomonedas ni dinero ni moneda esto no quiere decir qué estén exentas de otros impuestos, como el de timbre, aunque habría que estudiar los hechos en cada caso.

En las normas actualizadas la HMRC expresó su opinión respecto a las transacciones de criptoactivos, empezando por los impuestos que se aplican a este tipo de operaciones y cómo hay que presentar la declaración de impuestos así como otras prácticas contables.

En la agencia tributaria británica también consideran la imposición de tokens de exchanges y establece las reglas para tokens de utilidad o valor que se agregarán en un futuro.

Algunos tokens de intercambio de criptomonedas pueden entenderse como ‘valores de acciones o comerciales’ o ‘valores imponibles’. Así que, dependiendo de la naturaleza y las características del criptoctivo, se determinará cómo deberán de considerarse los criptoactivos en cuestión, si cómo acciones, valores negociables o valores imponibles.

En las normas se establece que todas aquellas compañías que compren y/o vendan tokens, los minen o los intercambien por otros activos y aquellos que proporcionen algún tipo de bien o servicio a cambio de tokens, estarán en la obligación de pagar desde uno a varios tipos de impuestos diferentes.

Entre los impuestos qué tendrán la obligación de pagar se incluyen los siguientes: el impuesto sobre la renta, el de sociedades, el impuesto sobre las ganancias de capital, los impuestos de timbre y las contribuciones al Seguro Nacional.

Según las pautas actualizadas en la normativa de tributos en relación a los criptoactivos, las compañías tendrán que mantener registros de sus transacciones de criptomonedas en libras esterlinas (GBP) y registros de la metodología para determinar su valor en la divisa local.

Por otro lado, la autoridad tributaria HMRC declaró que el mercado de las criptomonedas avanza muy rápidamente, y que por este motivo en vez de depender de la teoría tratarán de analizar cada caso por separado para aplicar los impuestos que realmente correspondan.

La agencia tributaria británica solicitó datos a los exchanges

Hace tiempo que la Hacienda inglesa solicitó a algunas plataformas de intercambio de criptoactivos qué les facilitase los datos de los usuarios con el objetivo de conocer las identidades y el historial de las transacciones realizadas con criptomonedas.

Ocurrió este verano, durante el mes de Agosto la agencia solicitó a una selección de exchanges los registros de sus usuarios de los últimos dos o tres años, por lo que los inversores más veteranos no se vieron afectados, pero sí aquellos que estaban empezando en el mercado.

El objetivo: tratar de abordar un problema serio como es el de la evasión fiscal a través de estas plataformas de criptoactivos. Aunque hay que decir qué en las leyes contra el lavado de capitales en Reino Unido no se mencionan de manera específica a las criptomonedas.

Pero bueno, está previsto que esto cambie muy pronto ya que el próximo 10 de enero de 2020 se implementará la Quinta Directiva de lavado de dinero de Reino Unido.

La regulación de las criptomonedas en Reino Unido

Recordemos que en el pasado la autoridad tributaria británica afirmó que el comercio de criptoactivos era cómo participar en un juego de azar. Ahora sabemos qué tras la actualización de sus normas la agencia fiscal no considera la compra y venta de criptomonedas como tal.

Cómo ya hemos comentado respecto a los tributos, las ganancias y pérdidas de las transacciones con criptomonedas están sujetadas al impuesto sobre ganancias de capital y al de la renta.

Por tanto, cualquier persona que compre y/o venda criptoactivos estará sujeto al impuesto sobre ganancias del capital. Por otro lado, sí la persona en cuestión se dedica a comerciar con estos activos entonces el impuestos sobre la renta tendrá prioridad respecto al de ganancias de capital.

En cuanto a la regulación de las criptomonedas en Reino Unido hasta ahora se podría decir qué no se ha establecido ninguna ley especifica centrada en los criptoactivos y que la regulación por el momento ha sido bastante ‘vaga’, por decirlo así.

Como sabemos, el gobierno inglés no tiene una legislación explícita sobre criptoactivos, aunque tampoco los consideran monedas de curso legal.

Sin embargo, los exchanges sí que deben de cumplir unos requisitos regulatorios y estar registrados en la FCA, que se encarga de regular derivados (futuros y opciones) que necesitan de una autorización de regulación financiera del país.

La FCA propone la prohibición pero el gobierno no lo apoya

En relación a la regulación de los criptoactivos destacaremos que la FCA advirtió en julio de 2018 qué las criptomonedas representaban un importante riesgo para los consumidores, sobre todo por la falta de información.

Tras meses de investigaciones la FCA informó que los inversores de criptomonedas del Reino Unido perdieron más de 34 millones de dólares a causa de estafas.

Pero – de alguna manera-  llegaron a la conclusión de que la prohibición de las criptomonedas podría empeorar la situación en el país, ya que siempre se encontrarían alternativas para evitar las regulaciones.

Según afirmaron los expertos la decisión de la FCA respecto a las criptomonedas debería ser crear un marco regulatorio y no prohibirlas.

Por su parte, el gobierno de Reino Unido dejó claro el pasado 21 de octubre qué no estaba muy interesado en participar en la prohibición y qué finalmente todo dependerá de la FCA.

De hecho, opinan que dar la espalda a las criptomonedas podría perjudicar a Reino Unido pues es renunciar a la innovación. Incluso China, que era uno de los países más hostiles respecto a los criptoactivos, ha aprendido a aceptarlas e inclusive aprobó su primera ‘ley de criptomonedas’ que entrará en vigor el próximo mes de enero de 2020.

Las mejores criptomonedas para comprar o invertir en 2019

Salir de la versión móvil