Icono del sitio Opciones Binarias

El futuro incierto de Libra: retrasos, rumores y mucha incertidumbre

Las críticas institucionales y presiones podrían hacer que el proyecto pierda apoyos

Hace unos meses que se anunció el lanzamiento de Libra y apenas cuatro meses después de que Facebook presentara al público su propia criptomoneda basada en la tecnología blockchain la realidad es que el futuro de Libra no está nada claro.

No es ningún secreto que Libra provocó mucho revuelo y preocupación desde el primer momento, pero a medida que pasan los meses la situación se vuelve cada vez más incierta.

Glosario del contenido del artículo:

Por lo pronto destacaremos que a nivel institucional existe mucho temor y que también hay rumores de que ante la presión Libra podría perder a algunos de sus socios.

La apuesta de Facebook

A mitad del mes de junio de este año Facebook presentaba al mundo su proyecto Libra, una criptomoneda propia basada en la tecnología blockchain, con su propia billetera digital (Calibra) y el apoyo de alrededor de 100 empresas, la mayoría con mucho peso en el mercado.

Según anunció el creador de Facebook, entre las compañías qué apoyaban el proyecto se encontraban algunas tan relevantes como Visa, Mastercard y PayPal.

Además, el objetivo de su monedero virtual (Calibra) era almacenar y poder utilizar Libra en diferentes medios de pago, incluyendo – cómo es lógico- los pagos en WhatsApp, Instagram y Facebook.

De primeras parecía una apuesta interesante para acercar el mercado de criptoactivos a un público mayoritario. Sin embargo, lo que empezó con el espíritu de las criptos originales ha ido perdiendo fuerza con el paso de los meses.

De hecho, apenas han pasado cuatro meses desde el anuncio de Facebook y el proyecto sigue sin revolver incógnitas que preocupan bastante. Tanto que algunos socios podrían estar planteándose echarse atrás y no continuar apoyando el proyecto de Libra.

Mientras que algunos socios se muestran prudentes por temor de atraer el escrutinio regulatorio, parece que otros socios han decidido rechazar públicamente las solicitudes de la red social para apoyar el proyecto de Libra.

Y esto nos confirma qué meses después de que Facebook hiciese público el lanzamiento del proyecto de Libra ni siquiera tiene – a día de hoy- el apoyo de algunas de las compañías que anunció como socias. En cualquier caso desde la red social aclaran qué es normal que un proyecto de tales dimensiones progrese tan lentamente cómo está ocurriendo con Libra.

El proyecto Libra ha preocupado desde el principio

Libra ha sido un proyecto que ha provocado mucho revuelo y preocupación desde el principio.

El mercado de criptoactivos tiene mucho potencial, aunque también es cierto que el valor de algunas de las principales criptos últimamente está cotizando de manera bastante inestable.

Por otro lado están los que afirman que las criptomonedas no son dinero real, y qué se trata de un activo que la mayoría utiliza para obtener rendimientos mediante la especulación.

Pero esto no es algo que preocupe a la mayoría de compañías tecnologías que aprovechan el momento para lanzar proyectos relacionados con los criptoactivos y la tecnología blockchain. Y Facebook, a su manera, también está intentando hacerse un hueco en el mercado.

En el caso de Libra, estamos hablando de un proyecto muy ambicioso, una propuesta para controlar una criptomoneda propia y totalmente independiente. Y es precisamente esta una de las razones por las que provocó tanto revuelo, sobre todo a nivel institucional.

Algunas de las organizaciones con más influencia en los mercados no tardaron en manifestar su preocupación tras el anuncio del proyecto de Libra.

Por ejemplo, la Reserva Federal de los Estados Unidos aseguró qué Libra pondría en duda el sistema financiero y bancario a nivel mundial, y el presidente estadounidense Donald Trump también acusó a Libra de ‘poco fiable’.

En el Departamento del Tesoro de EE.UU también mostraron su preocupación ante la posibilidad de que Libra pudiese utilizarse para el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

No obstante, y para tratar de apaciguar a las instituciones, el responsable de Calibra indició que la Asociación Libra esperaría a tener licencia y estar debidamente regulada y supervisada.

Según indicó el máximo responsable la intención es que la regulación y supervisión se gestione en Europa (Suiza) y no en los Estados Unidos. Así dejarían claro qué no tienen la intención de competir con las divisas locales (el dólar) ni quitarle importancia a los bancos centrales.

Europa, en principio, también rechaza el proyecto Libra

Sin embargo, Libra no se esperaba el rechazo europeo.

El pasado mes de agosto los reguladores de la UE comenzaron a investigar el proyecto de Libra y se mostraron bastante preocupados por las ‘posibles restricciones a la competencia’ en cuanto al intercambio de información y el uso de daos de los usuarios.

Un mes después, en septiembre,  el ministro de economía francés Bruno Le Maine declaraba que Libra amenaza a la soberanía monetaria de los Estados Miembros. Y advertía que su gobierno bloquearía el desarrollo de la criptomoneda, ya que en estas condiciones no podían autorizar el desarrollo de Libra en territorio europeo.

Desde Facebook volvieron a aclarar que no actuarían sin trabajar con los organismos reguladores y que no lanzarían su criptomoneda hasta contar con el ‘ok’ de las autoridades.

La presión a la que está sometido el proyecto podría echar atrás a los socios

Está claro qué el proyecto de Libra está sometido a mucha presión, y esto podría convertirse en un problema ya que algunos de los socios podrían echarse atrás y dejar de apoyarlo.

Según fuentes, algunos de los socios están evitando el apoyo público al proyecto de Facebook, pues temen al escrutinio internacional.

En otros casos se hablan incluso de ‘deserciones importantes que podrían poner en peligro a Libra’.

Sabemos que Libra es un proyecto en el que no hay prisas, y donde Facebook está poniendo de su parte para realizar todas las consultas que sean necesarias para darle forma a su propuesta.

Y bueno, aunque cuatro meses después hay más críticas a nivel institucional que apoyos públicos o anuncios oficiales, Facebook se defiende declarando qué está asegurándose de hacer las cosas bien, y que el proyecto Libra cumpla con todas las leyes necesarias.

Cómo se suele decir los comienzos son difíciles, así que hay que tener paciencia pues seguro que muy pronto tendremos novedades acerca del proyecto de Facebook.

Las mejores criptomonedas para comprar o invertir en 2019

Salir de la versión móvil