Icono del sitio Opciones Binarias

La ESMA prohíbe las opciones binarias e impone límites a los CFDs

La UE prohíbe las opciones binarias para los inversores particulares y también restringe los Contratos por

Diferencias, una medida llevada a cabo por la ESMA y otras autoridades competentes para tratar de proteger las inversiones de los minoristas.

En la Unión Europea se prohibirá la venta de las opciones binarias a todos aquellos inversores particulares y también habrá restricciones en la operativa con los Contratos por Diferencias.

Y es que, según se ha podido saber tras un análisis más del 74% de los inversores que operan con CFDs han acabado perdiendo su dinero.

Sí hablamos de cifras, los inversores particulares han perdido en sus inversiones en Contratos por Diferencias entre 1.600 euros y 29.000 euros de media.

Evidentemente todas estas pérdidas constantes han terminado por preocupar a los organismos competentes, que ahora buscan una solución al problema y esperan poder garantizar una mayor protección para los inversores.

En principio, la UE prohíbe las opciones binarias y en el caso de los CFD sólo los restringirá.

Esto significa que se podrá continuar operando en Contratos por Diferencias pero con unas limitaciones que veremos a continuación.

En la operativa de los CFDs se limitará a todos los activos, ya sea para operar divisas, acciones, materias primas, índices e incluso criptodivisas.

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), es un organismo qué reúne a las principales comisiones de valores de los estados miembros.

El objetivo de las medidas de prohibición y restrictivas para estos productos de inversión no es más que proteger a quienes ya han sufrido pérdidas y sobre todo para prevenir a los consumidores potenciales.

El motivo por el que se ha decidido prohibir las opciones binarias es por su alto riesgo y la falta de transparencia en la promoción y distribución de este producto de inversión.

Además, por su diseño estructural las probabilidades de perder suelen ser más que las de obtener beneficios.

En cuanto a los CFDs uno de los peligros de los que advierten las autoridades es en relación al apalancamiento, pues éste puede proporcionar una oportunidad de invertir más del capital disponible con el incentivo de generar más beneficios, pero al mismo tiempo puede provocar que una pérdida normal se convierta en algo más significativo para el bolsillo del inversor.

En definitiva lo que se espera conseguir es proteger a los consumidores de este tipo de productos y de los riesgos que implican en comparación con la rentabilidad ofrecida.

Cómo veíamos antes, según el estudio entre un 74% y un 89% de  los inversores particulares habrían sufrido pérdidas continuadas durante su actividad de inversión en opciones binarias y Contratos por Diferencias.

Y pérdidas, cómo decíamos, de entre 1.600 euros y 29.000 euros de media entre los inversores minoristas, qué son el objetivo principal de estas medidas.

En los Contratos por Diferencia veremos una limitación del apalancamiento, que es la cantidad de deuda que asumen los inversores al realizar una inversión determinada.

Las operaciones apalancadas proporcionan una posibilidad de inversión mayor, pero las pérdidas que se sufren también son importantes, así que los inversores minoristas deberían tener cuidado.

A la hora de operar conviene tomar precauciones, y como hay quienes no las toman la ESMA ha decidido junto con otros organismos competentes, poner restricciones en los CFDs, empezando por limitar el apalancamiento para ofrecer inversiones mucho más seguras.

De este modo, dependiendo del producto los inversores particulares podrán disfrutar de un apalancamiento determinado, que será de 30:1 para los pares de divisas grandes cómo puede ser el par euro dólar, de 20:1 para las divisas de menor importancia, grandes índices y también para el oro, del 10:1 para otras materias primas y los índices menores, de 5:1 para las acciones y por último un apalancamiento de 2:1 para las criptomonedas.

Con estas medidas lo que se espera es garantizar una mayor protección a los inversores dentro de la Unión Europea, y en particular a los inversores minoristas que suelen ser los más vulnerables de este mercado.

El presidente de la ESMA, Steven Maijoor, ha querido destacar que estas medidas se llevarán a cabo con el fin de ofrecer mayores garantías y proteger a los inversores particulares para que dejen de perder su dinero.

Con la limitación en el apalancamiento de los CFDs se podrá garantizar que los inversores particulares no puedan perder mucho más dinero del invertido en caso de sufrir pérdidas.

También se restringirán el uso de incentivos y se proporcionarán más alertas de riesgo.

Se espera que las medidas entren en vigor en breve, después de los trámites burocráticos y de realizar la traducción a todos los idiomas oficiales de la Unión Europea.

La intervención de la ESMA ayudará a abordar todos los problemas en relación a la protección de los inversores minoristas y se espera que con estas medidas de prohibición y restricción se consiga cumplir con los objetivos establecidos, y sobre todo brindarle un entorno de protección al inversor.

Salir de la versión móvil